Evaluación de los aprendizajes



Enfoque didáctico del área de Matemática


“No hay nada más básico en una disciplina que su modo de pensar. No hay nada más importante en su enseñanza que proporcionar al niño una temprana oportunidad para aprender ese modo de pensar: las formas de relacionar, las actitudes, anhelos y bromas y decepciones que la acompañan. En una palabra: la mejor introducción a un tema es el tema en sí. Desde el primer momento, el joven estudiante debe tener oportunidad de solucionar problemas, hacer conjeturas, oponerse tal y como todo ello se lleva a cabo en el fondo de la disciplina. ¿Cómo puede lograrse?”
                           Jerome S. Bruner. Hacia una teoría de la instrucción



¿Cuáles son las ideas acerca de la enseñanza de la Matemática que subyacen en el enfoque actual?

Se parte de la idea de que es necesario que los alumnos  se enfrenten a problemas que favorezcan procesos constructivos, a partir de poner en juego conocimientos iniciales y construir nuevos. 
Entendemos por problema toda situación que plantee un obstáculo a vencer, para lo cual no se dispone de una respuesta inmediata. Para que una situación posibilite aprender cierto concepto o procedimiento, su enunciado debe tener sentido en el campo de conocimientos del alumno, el alumno debe poder considerar lo que puede ser una respuesta al problema y debe ser capaz de iniciar un procedimiento de resolución. Los problemas deben ser ricos, es decir que la red de conceptos involucrados debe ser importante, y abiertos, por la diversidad de preguntas que el alumno puede plantearse o por la diversidad de estrategias que puede poner en acción. Por otra parte, el conocimiento que se desea lograr es el recurso científico para responder  eficazmente al problema.

En Matemática un mismo concepto puede tener múltiples significados. Es importante que los alumnos se enfrenten a una variedad de problemas que los ayuden a ampliar sus conceptualizaciones.
Todo problema implica una contextualización del concepto al que se apunta, y por lo tanto, pone en juego ciertos sentidos y deja afuera otros. Se promueve una concepción de la enseñanza en la que se proponen sucesivas aproximaciones a un concepto, con niveles crecientes de organización.

Se trata de un proceso a largo plazo, en el que los saberes construidos son provisorios.
“La concepción de la enseñanza que sustentamos supone una profunda modificación del paradigma vigente desde hace siglos en la escuela: ‘Paso a paso y acabadamente’ debe ser sustituido por ‘compleja y provisoriamente’. ‘Complejamente’ por dos razones: por una parte, porque el objeto de conocimiento es complejo y desmenuzarlo es falsificarlo; por otra parte, porque el proceso cognoscitivo no procede por adición, sino por reorganización del conocimiento. ‘Provisoriamente’ porque no es posible llegar de entrada al conocimiento correcto –objetivo de enseñar–; sólo es posible realizar aproximaciones sucesivas que van permitiendo su reconstrucción”. (Lerner, D., “La enseñanza y el aprendizaje escolar. Alegato contra una falsa oposición”, en Piaget-Vygotski: contribuciones para replantear el debate. Buenos Aires, Paidós, 1996.)

Los problemas admiten diversidad de procedimientos.
Producir nuevos procedimientos, interpretar los de otros y establecer relaciones entre ellos es parte del quehacer matemático. Los procedimientos de resolución son en sí mismos objeto de estudio y de debate. Interpretar producciones ajenas requiere tomar distancia de la propia producción y considerar otros puntos de vista. Esta tarea permite enriquecer la mirada sobre el problema en cuestión.

Los errores son parte del proceso constructivo.
Los errores son el reflejo del estado de conocimientos de los niños en un momento determinado. Parte del trabajo colectivo será encontrar razones que justifiquen que un procedimiento es erróneo.

Para llevar a cabo este enfoque, el papel docente es fundamental.
En el proceso de enseñanza debe asumir diferentes roles: analizar los diferentes contextos de uso de los conceptos con los que trabajará, seleccionar las situaciones a presentar a los alumnos, prever las formas de organización que establecerá en la clase, anticipar lo posibles procedimientos que utilizarán los alumnos, considerar los posibles errores que  puedan cometer, analizar los procedimientos que los alumnos pusieron en juego, incentivar a los alumnos, hacer circular el saber entre ellos, institucionalizar los nuevos conocimientos.

¿Qué cuestiones tener en cuenta al momento de su implementación?

Hacer cambios en el enfoque de enseñanza de la Matemática debe entenderse como una tarea a largo plazo, ya que implica cambios profundos en el rol del alumno, del docente y el lugar del saber. En este sentido demanda a los maestros una capacitación permanente y una actitud abierta a la innovación y a la investigación. Requiere arribar a acuerdos en el equipo docente y directivo, como así también la articulación entre niveles, ciclos y grados. En muchas ocasiones también es necesario compartir y explicar estos cambios a las familias, para que puedan acompañar a sus hijos en su proceso de aprendizaje.

¿Con qué contamos para llevar adelante estos cambios?

En la actualidad, el Diseño Curricular de la Provincia de Buenos Aires brinda un marco que legitima este enfoque, permitiendo unificar criterios en la enseñanza del área.
Se dispone de una amplia bibliografía y de materiales de Desarrollo Curricular al alcance de todos, que proveen orientaciones para la enseñanza de los diferentes contenidos a desarrollar en los distintos niveles de escolaridad.
Existen a disposición de docentes y alumnos, libros de texto adecuados a los contenidos propuestos en el Diseño Curricular, que facilitan el establecimiento de una misma línea de trabajo en cada institución y una correcta secuenciación de los contenidos



Durante uno de los encuentros por la mejora institucional se realizó un taller con el Equipo de Evaluación de Aprendizajes del GCBA;  se inició con un breve relato teórico y continuó con las experiencias llevadas a cabo en las aulas de 5to. y 7mo., en el área de Prácticas del Lenguaje. La evaluación, valga la redundancia fue un encuentro interactivo que aclaró dudas y criterios para la mejora de la enseñanza y dejó una puerta abierta para el diálogo, la sistematización, la secuencia de contenidos y la elección de objetivos a favor del proceso de aprendizaje.                                
En otra de las jornadas se trató el nuevo enfoque matemático de los libros solicitados al GCBA de 1º a 7º en base a los aportes de los encuentros con los profesionales de la Evaluación de los Aprendizajes.  

Conclusión
Consideramos muy interesantes los espacios programados porque se logran canalizar las problemáticas que parecen propias de un grupo y extenderlas institucionalmente para iniciar la búsqueda de soluciones a largo y corto plazo.
Equipo de Docentes y de Conducción del IES  J.B.J


“LA EDUCACIÓN ES UN ACTO DE AMOR, POR TANTO DE VALOR. NO PUEDE TEMER EL DEBATE, EL ANÁLISIS DE LA REALIDAD. NO PUEDE HUIR DE LA DISCUSIÓN CREADORA, BAJO PENA DE SER UNA FARSA”
                                                                                                    PABLO FREIRE   

 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario